LA COMPETICIÓN EN TAI-JITSU

El amplio repertorio de habilidades con que el Tai-Jitsu cuenta en sus contenidos, así como los sistemas de competición que ofrece a sus practicantes, hace de éste el más completo y variado sistema de lucha y combate y de Defensa Personal.

La competición en estas disciplinas, que empiezan a divulgarse en occidente hacia el año 1950, comienza hace unos quince años y representa la opción deportiva de la disciplina para practicantes con inquietudes en este sentido o para unas edades concretas donde se pretende potenciar al máximo las cualidades psicofísicas del deportista.

El reglamento de competición en Tai-Jitsu sufrió varias orientaciones diferentes en los primeros años, pero el actual está consolidado desde hace ya quince años. Existen tres modalidades de competición:

· Expresión Técnica por parejas (colaboración)
· Kumite (oposición directa)
· Goshin Shobu (interacción simple)